El Plan Internacional de Navarra es la herramienta de Gobierno de Navarra para impulsar la internacionalización de Navarra y de sus empresas. Desde el año 2008 se han desarrollado cinco planes; el quinto fue expuesto a la participación ciudadana entre el 26 diciembre de 2023 y el 1 de febrero de 2024. Dada la importancia del Plan para la Pyme navarra, Institución Futuro realizó aportaciones sobre el mismo; fue la única entidad que lo hizo a través del portal de gobierno abierto. Con un retraso de dos meses respecto al plazo estipulado por parte del Gobierno para dar respuesta a las aportaciones, éste ha contestado a las ideal think tank, varias de ellas tenidas en cuenta para la versión definitiva del Plan. A continuación se resumen las aportaciones al PIN5.

En primer lugar, desde Institución Futuro animamos a publicar unos resultados mucho más detallados del PIN4 para poder conocer las medidas que en él se planteaban y la efectividad de cada una de ellas (más allá de una encueta de satisfacción general). Saber qué se ha implementado en los años anteriores, qué ha funcionado y qué ha quedado pendiente resulta crucial para elaborar un PIN5 más eficiente. Asimismo, dado que según el Plan todavía hay un alto porcentaje de empresas que desconocen las herramientas de apoyo a la internacionalización del PIN (en 2022 solo el 45% de las empresas internacionalizadas lo conocían), sería conveniente reforzar la comunicación a las mismas y que puedan aprovechar todas las oportunidades que se ofrecen.

Se echa en falta una referencia a los problemas transversales de todas las empresas, grandes y pequeñas, que manifiestan como grandes obstáculos para la internacionalización: las infraestructuras y la fiscalidad. Institución Futuro ha insisto en numerosas ocasiones en que contar con unas infraestructuras desarrolladas, como el Tren de Alta Velocidad (TAV), unas conexiones aéreas frecuentes, más aún con la ampliación de la terminal del Aeropuerto de Pamplona que se realizó hace años y una conexión por autovía a Madrid resulta clave para la competitividad de Navarra. Sin ellas, será difícil atraer talento, empresas e inversión. Asimismo, se dificultan sobre manera las exportaciones. Del mismo modo, la fiscalidad sigue siendo una barrera. El Gobierno de Navarra, consciente de la relevancia de estos problemas y de cómo afectan negativamente a la internacionalización, los va a recoger en el diagnóstico del PIN5.

De los 6 ejes estratégicos del plan, uno es el de captación de inversiones pero no se desarrolla en el Plan. Tan solo se referencia a Sodena como responsable de esta área. Sería necesario que el desarrollo de este eje tan relevante se explicase en el Plan, con medidas concretas. Además, dada la importancia de conseguir que Navarra vuelva a ser atractiva para las inversiones exteriores, no debiera ser una acción exclusiva de Sodena, sino responsabilidad de todo el Gobierno, ofreciendo un marco estable con seguridad jurídica, una fiscalidad atractiva y competitiva, una agilización administrativa, etc.

También sería conveniente plantear acciones sobre un tema recurrente para las empresas: lo costoso del proceso administrativo para acceder a algunos programas, lo que dificulta que las pequeñas y medianas empresas accedan a los mismos. Asimismo, el Plan adolece de programas dirigidos a empresas de servicios, que cada vez se internacionalizan más.

Como viene siendo habitual en los planes presentados por el Gobierno de Navarra, la versión del Plan abierta a la participación ciudadana carece de un presupuesto asignado a cada una de las líneas de actuación; y ni siquiera se refleja un presupuesto global. Lo que se vaya a invertir en las acciones propuestas será el indicador de la importancia que se les otorga y será el criterio claro de priorización. Sin el citado presupuesto, que permitiría además compararnos con otras CCAA españolas, la viabilidad del plan parece más que cuestionable.

Los indicadores presentados para el PIN5 son los mismos que recogía el PIN4 y resultan razonables. Sin embargo, no se incluyen indicadores específicos para cada uno de los ejes estratégicos ni para las acciones, lo que va a impedir que se pueda evaluar su eficiencia.

Respecto a la gobernanza el Plan, que depende directamente del Servicio de Acción Exterior, recoge la coordinación con otros departamentos del Gobierno. Teniendo en cuenta que este tema depende del, que a su vez depende del Departamento de Memoria y Convivencia, Acción Exterior y Euskera, es más que recomendable que todos los departamentos implicados en esta área estén involucrados en la gobernanza del mismo. Eso sí, con responsables claros y trazabilidad impecable, de forma que se pueda seguir en el tiempo y tomar medidas correctoras si fuese necesario. También se echa en falta más presencia de profesionales del sector privado.

Institución Futuro
Share This