Acceso íntegro a la noticia

Un informe elaborado por los colegios de ingenieros de Caminos, Industriales y Agrónomos de navarra cifra en 3.200 millones los necesarios para culminar el corredor navarro de alta velocidad, entre Zaragoza y la Y Vasca. Una inversión que propone realizar en 12 ejercicios presupuestarios, con un máximo de 350 millones anules, y que permitiría suprimir el bucle ferroviario de pamplona, construir la nueva estación en la capital y conectar con la Y vasca a través de Vitoria. De esta forma, el ATV correría por Navarra en 2035, fecha que los autores del estudio consideran “plenamente viable”.

En una conferencia pública, representantes de los colegios de ingenieros y del colectivo Institución Futuro defendieron que el TAV “está llamado a ser el transporte terrestre de futuro” y mostraron su preocupación por las declaraciones de responsables del Ministerio de Transportes, en las que no se incluía Navarra como una comunidad prioritaria para la inversión ferroviaria.

El ministro destaca que la inversión en alta velocidad se ha triplicado con el Gobierno de Sánchez.

Barkos recuerda que el compromiso del Estado sigue siendo insuficiente.

 

 

Institución Futuro
Share This