Acceso íntegro a la noticia

Con 24 años empezó a trabajar en Cementos Portland, donde se labró su trayectoria profesional salpicada por dos incursiones en el sector público como consejero de Economía y Hacienda y director general de Sodena. En la actualidad es el presidente de Institución Futuro, un laboratorio de ideas que investiga sobre cuestiones económicas y políticas públicas para propiciar un Gobierno mejor y más eficaz.

José María Aracama nació en Pamplona el 25 de julio de 1954. Estudió en el colegio de los Maristas, la imagen que evoca ahora cuando se le pregunta por un recuerdo de la infancia, cuando compartía horas de juego con sus amigos en la Plaza de la Cruz. “Algo que siempre eché de menos, el tener una bicicleta”, confiesa. Entre los recuerdos de esa infancia feliz también rescata sus primeras vacaciones en Salou pero sobre todo la admiración por su aita a quien rememora “trabajando, sábados y domingos incluidos, para que sus hijos tuviéramos una vida mejor” y a la que luego le siguió la que sintió por su primer jefe en Cementos Portland, César García Montón, “mi segundo padre en aquella época”, que siempre antepuso los intereses de la empresa a los suyos propios. Ingeniero industrial y máster del IESE en Barcelona se labró su trayectoria profesional en la empresa de Cementos Portland a la que estuvo vinculado durante 34 años y donde llegó a ocupar puestos de responsabilidad hasta 2013 con algún paréntesis como el que le llevó al Gobierno de Navarra. “Llegaba a Pamplona del viaje de novios el día 2 de noviembre, de madrugada, y ese mismo día comenzaba a trabajar a las ocho de la mañana (en Cementos Portland)”. Corría el año 1979 y se acaba de casar con la donostiarra Marisa Zubeldía. Hoy son padres de cuatro hijos y abuelos de siete nietos.
Su larga trayectoria en Cementos Portland estuvo salpicada por dos incursiones en el sector público. La primera, como consejero de Economía y Hacienda en uno de los gobiernos de Miguel Sanz (1996-1999) y la segunda al frente de Sodena, entre 2001 y 2011. En la actualidad es el presidente de Institución Futuro, un think tank o laboratorio de ideas que investiga sobre cuestiones económicas y políticas públicas para propiciar un Gobierno mejor y más eficaz. Se define como un hombre “familiar”, “trabajador” y “sencillo” que valora las relaciones personales y la amistad. “No soporto la mentira y el engaño. Tampoco entiendo la envidia”.
¿De qué se siente más satisfecho profesionalmente?
De mis tres años en el Gobierno. Fue una gran oportunidad para trabajar por mi tierra unos años. Fue un master acelerado. Conoces a mucha gente, muy diversa, y te da la oportunidad de participar en situaciones y actos que si no fuera por tu puesto no podría ser. Y todo ello en muy corto espacio de tiempo
¿Cuál diría que es la mayor transformación que ha vivido en su empresa? ¿Algo de lo que pueda presumir?
Si me refiero a mi empresa actual, el think tank Institución Futuro que presido, el incremento que hemos tenido en el número de asociados. Es buena señal de que lo estamos haciendo bien y que la sociedad civil cada vez tiene más que decir. Aun y todo queda mucho terreno que abonar, sobre todo en la puesta en valor de la empresa y el empresario como generador de riqueza y empleo.
¿Cómo ha evolucionado el sector en el que trabaja desde que empezó?
Hace años éramos unos desconocidos; hoy nos llaman para pedir nuestra opinión. La importancia de la participación de la sociedad civil en la región ha llegado para quedarse.
Estamos inmersos en la doble revolución: la verde y la digital. ¿Se está llevando la sostenibilidad y la eficiencia energética demasiado lejos?
Son dos temas importantes que los responsables políticos tienen en todo momento encima de la mesa. Nos estamos jugando mucho. Acertar en cómo hacerlo seguro que compensa. Traerá beneficios futuros.
¿Qué retos tiene pendientes Navarra como sociedad? ¿Cuál le preocupa más?
Conseguir el pleno empleo. Y a poder ser de la mejor calidad posible. Para ello debemos atraer inversiones, fundamentalmente de empresas tecnológicas que hagan de imán para atraer el talento. Las políticas sociales, necesarias para cubrir las necesidades de los que no tienen ningún medio de supervivencia, son necesarias, pero la mejor política social es la que genera puestos de trabajo.
¿Qué hace falta para ser un buen jefe?
Preocuparse por los que nos rodean, ayudándoles si lo necesitan, intentando ponerse en sus zapatos. Trabajar en equipo y saber delegar es fundamental.

 

EMPLEO

¿Está llevando a cabo alguna iniciativa en su empresa u organización para tratar de atraer profesionales? ¿Y para retenerlos?
Ha llegado el momento de pagar bien a los jóvenes que se lo merecen. Prepararles una carrera profesional para que en todo momento conozcan lo que pueden esperar a futuro dentro de la empresa. Lo lógico es que los jóvenes navarros al acabar sus estudios quieran salir fuera de la Comunidad Foral; lo importante es que luego los sepamos traer de vuelta en condiciones atractivas.
¿Han tenido o tienen dificultades para cubrir algún puesto de trabajo? ¿Cuáles?
Hay muchos puestos de trabajo con dificultades para cubrir. Empezando por los médicos de familia, siguiendo por personal de hostelería, agricultura, construcción, choferes …. Para terminar con las carreras STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Las universidades y todos los centros de formación profesional debieran estar orientados a facilitar la empleabilidad de sus alumnos dando respuesta a esta demanda de las empresas en la actualidad. Y por supuesto pagarles adecuadamente.
¿Comparte el mantra de que van a dejar de existir los trabajos para toda la vida o será así sólo en algunos sectores?
No. En absoluto. La tecnología va a eliminar ciertos puestos de trabajo en los que una máquina va a ser más productiva que la persona. Lo que está claro es que van a surgir otras oportunidades que a día de hoy no todas conocemos. Lo que hay que hacer es prepararse y formarse para poder atender estas nuevas demandas de empleo y, en muchos casos, reciclarse.
¿Algún fichaje con el que le gustaría contar en su empresa?
Yo siempre he apostado por gente joven talentosa. Cuando estoy rodeado de personas mejores que yo es cuando veo que todo va a ir bien.

 

TECNOLOGÍA

¿Algún avance o tecnología en la que esté trabajando su empresa u organización?
La digitalización debe ser la asignatura preferente de todas las empresas a día de hoy.
¿La más reciente que ha implantado en su empresa y qué ha implicado?
La aplicación de la Inteligencia Artificial para dar una respuesta más rápida y mejor con todos los que nos relacionamos y trabajamos.
¿Cómo cree que va a afectar la Inteligencia Artificial a la organización de su empresa? ¿Qué tipos de puestos de trabajo van a sobrar ?
Aunque no queramos verlo, la Inteligencia Artificial la tenemos con nosotros y nos afecta. Toca aprovecharla. Como he comentado anteriormente, todos aquellos puestos de trabajo que no aporten valor añadido y que no mejoren el funcionamiento de una máquina debieran desaparecer. Hay que preparase para dar este paso. En este momento me viene a la memoria la Administración. Veo en el corto plazo muchos de los trabajos que se realizan amortizables y ya que las personas no lo son, debiéramos prepararlas para que realicen otras funciones. Como primera medida es necesario parar la contratación de nuevas personas hasta que las que nos sobran estén recolocadas.

 

EN PRIMERA PERSONA

¿Cómo se definiría? ¿De que se siente más satisfecho personalmente? ¿Qué le diría a su yo del pasado? ¿Qué cualidades valora de los demás y qué no le gusta?
Familiar. Trabajador. Sencillo. Valoro las relaciones personales y la amistad.
Me siento satisfecho, principalmente, de mi mujer y mis cuatro hijos con mis siete nietos. No soporto la mentira y el engaño. Tampoco entiendo la envidia.
¿Cree en las segundas oportunidades? ¿Cuándo?
Siempre. Por supuesto todo el mundo se merece una segunda oportunidad.
¿Le cuesta desconectar del trabajo? ¿Cómo lo consigue?
No me cuesta aunque no lo haga. Un ejecutivo siempre se lleva trabajo a casa.
¿Qué propósito tiene para este año?
Tener un poco más de tiempo para dedicárselo a mi familia. Me comprometo en exceso con mis responsabilidades profesionales y luego no me queda tiempo suficiente para lo más importante.
¿A qué le gusta dedicar los fines de semana? ¿Cuáles son sus aficiones?
Me encanta andar por el campo con amigos. También suelo ir a Donosti, de donde es mi mujer. Una vuelta al paseo nuevo es imbatible. Me encanta el deporte. La pelota, balonmano, baloncesto… Estoy al día. Suelo seguirlo principalmente por televisión.
Un recuerdo de la infancia
Los amigos jugando en la Plaza de la Cruz. Mis primeras vacaciones en Salou. ¿Imagen? La del colegio Maristas donde también metíamos muchas horas. Algo que siempre eche de menos, el tener una bicicleta.
¿Con qué lugar de Navarra se queda para su tiempo libre? ¿Algún destino soñado?
Muchos. Pero me quedo con el Nacedero del Urederra y Urbasa.
Libro, película, un momento del día.
En este momento estoy leyendo ANA de Roberto Santiago. Me está entreteniendo. Película, las 3 del Padrino. Siempre que las ponen en televisión las termino viendo. Mi mejor momento del día es el desayuno. Me levanto pronto para poder desayunar con tranquilidad leyendo el periódico y oyendo las noticias.
¿Y qué desayuna?
De alguno de los muchos regímenes que he hecho me quedé con la costumbre de desayunar pan integral con tomate y jamón, fruta y café americano.
¿Cómo va al trabajo?
Por la ciudad me desplazo en bici o andando.
¿A qué personajes admira y por qué?
A mi aita. Una persona honesta, trabajadora y familiar. Le recuerdo toda la vida trabajando, sábados y domingos incluidos, para que sus hijos tuviéramos una vida mejor. También a mi primer jefe, Cesar García Montón. Mi segundo padre en aquella época. Un gran profesional que antepuso los intereses generales de la empresa a los suyos propios. A Félix Huarte y a Miguel Javier Urmeneta, la pareja que lideró el cambio económico de Navarra con el Programa de Promoción Industrial entre los años 1964 y 1978 cuando se constituyeron más de 300 empresas con una inversión de 12.000 millones de pesetas (72 millones de euros) y la creación de 20.000 empleos. Y, en general, admiro a todos los empresarios que poniendo en riesgo su patrimonio hacen crecer Navarra y España.
Institución Futuro
Share This