Diario de Navarra, 11 de diciembre de 2007
Presentación del informe “Comentario a los Presupuestos Generales de Navarra del año 2008”
El think tank navarro Institución Futuro considera “preocupante” el gasto sanitario que recoge el proyecto de presupuestos de Navarra. Por ello, es partidario de pagar “una cantidad pequeña”, entre los 3 y 5 euros, para acceder a determinados servicios sanitarios. Así lo expuso ayer Juan José Rubio Guerrero, catedrático de Hacienda Pública, a quien la institución ha encargado un estudio sobre el proyecto de presupuestos para que pueda servir para la preparación de enmiendas en el debate correspondiente. Institución Futuro es una entidad independiente, cuyos socios pertenecen al ámbito empresarial, y que se dedica a analizar la situación política-económica de Navarra, así como a elaborar informes e investigaciones con propuestas de mejora.
Rubio Guerrero, en la presentación a la prensa del informe, resaltó que la partida más importante del proyecto es la sanitaria y que su gasto representa un 20,69% del total. Aunque matizó que el incremento respecto al año anterior, que supone un 7,18% más, es el más bajo de los últimos años, sí añadió que va “creciendo de forma preocupante”. Por este motivo, el catedrático defendió que este gasto no crezca más que la economía navarra y añadió que, para que no se dispare el gasto, habría que pagar por determinados servicios. “Hay que evitar las políticas del “gratis total”. No se trata de limitar el acceso al servicio sino de que haya instrumentos para regular la demanda, tal como hacen las entidades privadas de aseguramiento”, señaló.

El experto matizó que para determinar el coste que deberían tener los servicios sanitarios habría que tener en cuenta también la renta de los ciudadanos, para que los no puedan pagar, accedan a ellos gratuitamente.

Otro de los puntos sobre los que alertó fue el del gasto farmacéutico. Resaltó la necesidad de controlarlo, “porque por ahí se nos va gran parte del presupuesto navarro”. Calificó de preocupante el incremento de este concepto en un 20%, casi 6 millones de euros, sobre el del año anterior.

Críticas al gasto de personal

El informe encargado por Institución Futuro también critica que el gasto en personal suponga un 25,16% del total de los presupuestos (con un incremento del 9,3% respecto al año anterior), “algo desproporcionado respecto al tamaño de la comunidad Foral”. En opinión del experto, esta partida no debería suponer más del 20 o 22% del total, tal como ocurre en otras comunidades.

A esta situación se añade la tendencia a externalizar la prestación de ciertos servicios, “que no sería preocupante si no conviviese con un aumento importante de los gastos de personal”. Rubio puso como ejemplo a Francia, donde Nicolas Sarkozy “está reduciendo el nivel de funcionarios, mientras que aquí estamos haciendo lo contrario”.

El aumento del gasto público recogido en el proyecto de presupuestos, un 10,26% sobre el año anterior, tampoco se salvó de la crítica. En su opinión el gasto no debería sobrepasar el 6,2% que es el PIB nominal (el PIB real más la inflación).

Empresas públicas

Aunque pocas, el informe también recoge algunas virtudes del proyecto. Dice que es más realista que el de los presupuestos del Estado, porque el crecimiento previsto para Navarra es del 3,1%, frente al 3,3% del Estado.

Juan José Rubio destacó positivamente la inversión que el Gobierno tiene prevista para las empresas públicas, que superará los 220 millones de euros en 2008.

El director de la institución, Julio Pomés, alertó del riesgo que supone que Navarra tenga “el récord de mayor gasto público por habitante y año del país” y abogó por poner límites al crecimiento de los servicios públicos con el establecimiento del “copago”.

El impuesto de patrimonio, injusto
El catedrático de Hacienda Pública Juan José Rubio Guerrero dijo ser un gran defensor de la eliminación del impuesto de patrimonio, algo que defienden ahora los partidos políticos de cara a las próximas elecciones. “Es un impuesto anacrónico e injusto desde el punto de vista del reparto de cargas”, añadió. Rubio explicó que, al final, quienes pagan estos impuestos son las clases medias, que son “siempre las paganas” en el ámbito de los impuestos. “Porque las rentas bajas están exentas y las grandes fortunas eluden su pago por medio de sociedades instrumentales”, explicó.
Rubio Guerrero añadió que el impuesto de patrimonio tampoco ha cumplido su función censal y que, desde el punto de vista recaudatorio, lo que puede dejar de ingresarse con la eliminación de este impuesto es “totalmente asumible y puede ser asumido con otras reformas fiscales”. Recordó que es un impuesto en vías de extinción y que hoy en día sólo lo mantienen países como Suecia y Francia.

Institución Futuro
Share This