Diario de Noticias, 15 de mayo de 2007
Con Emilio Huerta como director, el nuevo espacio aspira a convertirse en “un ‘cluster’ de conocimiento”
El Centro para la Competitividad de Navarra (CCN) demandó ayer un refuerzo de la productividad en las empresas navarras para garantizar el crecimiento económico de la Comunidad Foral. A través de su primer informe, titulado Innovación y productividad en la economía de Navarra. Posicionamiento frente a las regiones europeas más avanzadas , el centro, promovido por Institución Futuro, se presentó en sociedad con el objetivo de “estudiar qué es lo que hay que hacer para que Navarra siga siendo una comunidad dinámica, competitiva y próspera”.
El trabajo del CCN fue presentado ayer en rueda de prensa por el presidente de Institución Futuro, Javier Troyas; el director del CCN, Emilio Huerta, y el presidente del CCN, José Antonio Sarría, que detalló que el centro tiene vocación de permanencia y un enfoque multidisciplinar e integrador, orientado al análisis de la competitividad y el desarrollo de estrategias de desarrollo regional a medio y largo plazo.

Además, explicó, aspira a convertirse en un cluster de conocimiento de referencia cuyo fin último es informar, idear y sugerir propuestas de políticas públicas y facilitar decisiones empresariales que estimulen el desarrollo sostenible de la Comunidad Foral.

El CCN propone iniciar su actividad incidiendo sobre cuatro grandes áreas de actuación, consideradas fundamentales para el desarrollo futuro de la actividad económica de Navarra: la economía foral en el marco internacional; la agenda de la innovación; el desarrollo del capital humano y la modernización del sector público.

Con el objetivo de trabajar en estos cuatro campos, el CCN realizará estudios puntuales, organizará seminarios permanentes en cada área, creará una base datos con información relevante que organizará en indicadores y se desarrollarán actividades de benchmarking de otras experiencias.

comparativa con la ue Tras diseccionar sus líneas maestras, los dirigentes del centro analizaron su primer informe, en el que Cristina Berechet, Emilio Huerta y Fernando San Miguel analizaron los fundamentos de la prosperidad de la economía navarra comparándola con las 97 regiones europeas más desarrolladas.

En este estudio, según Huerta, se constata que la posición económica favorable de Navarra responde a mejoras en el nivel de empleo, con un aumento de las tasas de actividad y de ocupación, mientras que el crecimiento de la productividad ha sido “mucho más modesto”, lo que “apunta un problema en el proceso de crecimiento a medio plazo”.

Tras señalar que la “única forma de crecer en el futuro pasa por un crecimiento de la productividad”, recalcó que en última instancia la productividad de una región depende de la capacidad de innovación de sus empresas.

En el caso de Navarra apuntó que un crecimiento modesto de la productividad indica que la innovación también está siendo modesta, por lo que es preciso mejorar, pero no sólo en innovación tecnológica, sino también de producto, gestión o recursos humanos, un campo en el que la empresa navarra invierte “poco”.

De esta manera, entre las propuestas del CCN figuran desarrollar una nueva Agenda de Empleo en la empresa, potenciar la innovación organizativa e impulsar políticas avanzadas de gestión de los recursos humanos, fomentar la cooperación entre las empresas y estimular la colaboración entre éstas y el entorno científico y tecnológico.

Institución Futuro
Share This