Boletín 7 días, CEN, 11 de mayo de 2007
Organizada por Institución Futuro
La defensa del capitalismo democrático está avalada por los buenos resultados obtenidos especialmente en las regiones más pobres como China, India, África y Latinoamérica. Gracias al liberalismo económico y a la apertura del comercio internacional se ha reducido la pobreza. Ésta es una de las principales tesis que sostenía Milton Friedman, Premio Nobel de Economía, y así lo explicó Pedro Schwartz, Catedrático de Economía de la Universidad San Pablo CEU, en la conferencia celebrada el pasado 7 de mayo en Pamplona. Este evento cierra el Ciclo de Conferencias Liberales organizado por el think tank Institución Futuro, que ha contado también con la participación de Juan Velarde, Juan Iranzo y Cristóbal Montoro.
El ponente resumió la ideología económica liberal defendida por Milton Friedman (1912-2006), Premio Nobel de Economía. Pedro Schwartz definió al economista como “una de las personalidades decisivas del siglo XX” porque supo aunar las buenas ideas con las buenas prácticas, fue además capaz transmitir su pensamiento y, así, echó por tierra muchos de los prejuicios económicos socialistas que persistían.

Del Premio Nobel remarcó que supo señalar, de manera casi premonitoria, los males del Estado de Bienestar. Milton Friedman destacó el desconocimiento de la capacidad que tienen los mercados para organizarse sin dirección ni planificación centralizada; reprochó la tiranía de los controles públicos, cada vez más extensos; reprendió los efectos contraproducentes de la protección del Estado de Bienestar al individuo; y subrayó el efecto corruptor que tiene el pensar que una persona puede vivir sin previsión y sin ahorro, con la seguridad de que el Estado le ayudará.

La defensa del capitalismo democrático está avalada por los buenos resultados obtenidos especialmente en las regiones más pobres como China, India, África y Latinoamérica. Gracias al liberalismo económico y a la apertura del comercio internacional se ha reducido la pobreza. Ésta es una de las principales tesis que sostenía Milton Friedman, Premio Nobel de Economía, y así lo explicó Pedro Schwartz, Catedrático de Economía de la Universidad San Pablo CEU, en la conferencia celebrada el pasado 7 de mayo en Pamplona. Este evento cierra el Ciclo de Conferencias Liberales organizado por el think tank Institución Futuro, que ha contado también con la participación de Juan Velarde, Juan Iranzo y Cristóbal Montoro.

El ponente resumió la ideología económica liberal defendida por Milton Friedman (1912-2006), Premio Nobel de Economía. Pedro Schwartz definió al economista como “una de las personalidades decisivas del siglo XX” porque supo aunar las buenas ideas con las buenas prácticas, fue además capaz transmitir su pensamiento y, así, echó por tierra muchos de los prejuicios económicos socialistas que persistían.

Del Premio Nobel remarcó que supo señalar, de manera casi premonitoria, los males del Estado de Bienestar. Milton Friedman destacó el desconocimiento de la capacidad que tienen los mercados para organizarse sin dirección ni planificación centralizada; reprochó la tiranía de los controles públicos, cada vez más extensos; reprendió los efectos contraproducentes de la protección del Estado de Bienestar al individuo; y subrayó el efecto corruptor que tiene el pensar que una persona puede vivir sin previsión y sin ahorro, con la seguridad de que el Estado le ayudará.

Para apoyar su tesis de que el liberalismo no aumenta la pobreza, sino que la reduce, el ponente mencionó un estudio del economista catalán Xavier Sala i Martín. Éste concluye que entre 1975 y 2000 la población mundial aumentó en mil millones de personas, mientras que el número de pobres (aquellos que viven con menos de un dólar al día) se ha reducido en 400 millones. “El que el denostado sistema capitalista esté sacando a tal cantidad de personas de la pobreza es mucho más importante que el 0,7 por ciento que los Gobiernos destinan a los países menos favorecidos. Lo esencial para los estados pobres es que se les abra nuestra economía al comercio internacional y que ellos apliquen la idea de libertad de entrada de capitales”.

Pedro Schwartz advirtió que la democracia sin límites, en la que todo se decide por el voto mayoritario, puede resultar muy destructiva para la libertad: “Para que la democracia funcione, se necesitan ciertas barreras o límites que hagan que el voto coincida con el interés a largo plazo de los países”. El ponente afirmó que las instituciones independientes del poder político, como por ejemplo el Tribunal de la Competencia y la Comisión Nacional de la Energía, son las que juegan ese papel de guardianes del interés de la sociedad. Así, indicó que en España esos organismos no funcionan de manera adecuada, y en parte les achacó la “pobreza de la situación ideológica española”.

En ese contexto, Pedro Schwartz declaró que tener libertad individual “no significa poseer los medios del bienestar, sino poder gozar de libertad de decisión”. Según él, la escasez de recursos no implica que las personas no sean libres: “Tener libertad supone poseer autonomía, cualesquiera que sean las consecuencias, y no hay que confundirla con comodidad o bienestar. El Estado de Bienestar nos aporta comodidad, y eso nos esclaviza”.

Sobre el ponente:

Pedro Schwartz es doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, master en Economía y Doctor en pensamiento político por la London School of Economics. Además de Catedrático de Historia de las Doctrinas Económicas de la Universidad San Pablo CEU de Madrid, enseña economía internacional y política en el Campus de Madrid de la Saint Louis University. Pedro Schwartz combina su actividad académica con la consultoría y la dirección de empresas. En la actualidad preside la consultora estratégica Blue Line y el Consejo de Administración de Market for Treasury Securities MTS España, entre otros. La reina Isabel II le otorgó en 1990 la condecoración de Honorary Officer of the British Empire; en 2003 recibió el Premio Rey Jaime I para la Economía y, en ese mismo año, fue elegido académico de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Pedro Schwartz es miembro de relevantes think tanks, como la Comisión Trilateral, el Cato Institute y la Mont Pèlerin Society.

Institución Futuro
Share This