Acceso a la noticia en pdf

MIGUEL CANALEJO VICEPRESIDENTE DE INSTITUCIÓN FUTURO

Las encuestas reflejan una baja probabilidad de que, pese a las próximas elecciones autonómicas, vayan a introducirse cambios en política fiscal.

 

Los asistentes a la presentación ayer del informe sobre la competitividad de Navarra no ocultaban su “frustración” ante el escaso efecto de las reclamaciones que, desde distintos ámbitos empresariales de la Comunidad foral, piden en los últimos años un golpe de timón en la política fiscal. Los repetidos llamamientos van cayendo en saco roto, algo que, a tenor de las encuestas, difícilmente cambiará tras las elecciones del 28-M. La probable repetición de un gobierno encabezado por la socialista María Chivite con el apoyo de las fuerzas de la izquierda y los abertzales dejaba poco margen a la esperanza de que esto vaya a cambiar, según comentaron algunas personas del público que asistió al acto de Institución Futuro, pese a la urgencia del momento.

“Estuve viendo a la presidenta Chivite en Madrid hace unos días. La impresión que saqué es que pecaba de un exceso de autocomplacencia. La única área de mejoría que identificó fue la Atención Primaria”, admitió el vicepresidente del laboratorio de ideas, Miguel Canalejo, durante la presentación del estudio en el Nuevo Casino. El representante de Institución Futuro advirtió que los últimos gobiernos no estaban haciendo la necesaria “pedagogía” hacia la ciudadanía en cuestiones polémicas como la reforma de las pensiones. También lamentó que los votantes no reciban “información clave” para tomar decisiones y llamó a los medios a “suplir ese déficit”.

La directora de Institución Futuro, Ana Yerro, constató que, “con independencia del gobierno que salga y la mayor o menor probabilidad de que de que se vayan a tomar en cuenta las medidas” propuestas por el laboratorio de ideas, las diferentes entidades que representan el punto de vista empresarial estaban haciendo un esfuerzo por mantener en el candelero cuestiones como la reforma fiscal o la necesidad de modernizar las infraestructuras.

Como miembro del consejo de gobierno del laboratorio de ideas, Javier Antoñana incidió en la importancia de que Navarra emplee su autonomía fiscal para compensar los “handicaps” inherentes a su posición periférica dentro de continente que ya no tiene el peso económico de antaño. “España es el extremo de Europa, que se ha visto superada en importancia por Asia, y Navarra que está muy mal comunicada porque no tenemos Tren de Alta Velocidad, porque el aeropuerto está infrautilizado debido a que Iberia no apuesta y Lufthansa no ha vuelto”, recordó.

Navarra y Madrid, las dos regiones que menos mejoran

El informe sobre competitividad presentado ayer por Institución Futuro dejaba en mal lugar tanto a Navarra como a Madrid, las dos regiones españolas que menos han mejorado en esta materia en los últimos seis años. El farolillo rojo correspondía a la Comunidad foral con una subida del 0,15%, pasando de los 96,3 puntos de 2016 a 96,4 en 2022, seguida de Madrid con un 0,86%. Estos porcentajes contrastaban con el 11,52% experimentado por Valencia, el 10,86% de Murcia, el 9,82% de Castilla-La Mancha o el 8,89% de Baleares, que fueron los cuatro territorios que mejor han hecho sus deberes en competitividad en el periodo analizado. Según advirtió Javier Antoñana, miembro del consejo de gobierno de Institución Futuro, este estancamiento persistirá dentro de tres años si el nuevo Gobierno de Navarra que salga de las urnas no adopta los cambios propuestos por el laboratorio de ideas. “Ojalá nos equivoquemos”, dijo.

En el grupo de cabeza, pero retrocediendo una posición

La sensación de “estancamiento” en Navarra que ayer trasladaron los representantes de Institución Futuro en la presentación del informe de competitividad no fue óbice para reconocer que la Comunidad foral sigue en los puestos de cabeza en el conjunto de España. Sin embargo, se ha cedido la tercera posición en la clasificación de 2019 en favor de Cataluña, cuyo índice de competitividad ha mejorado un 8,6% desde 2019. La fortaleza que muestra Navarra para seguir en lo alto de este ranking era atribuida por Institución Futuro a algunos puntos fuertes que apuntalan su economía, como el peso de la industria, que duplica la tasa media española, o la mayor apuesta por la inversión en I+D+i. Gracias a ello, la prosperidad de la Comunidad foral no habría gripado por el momento, aunque, según los representantes de Institución Futuro, habría comenzado a dar síntomas de agotamiento.

Institución Futuro
Share This