Navarra y la innovación: ¿a qué esperamos?

Navarra y la innovación: ¿a qué esperamos?

Diario de Navarra, 12 de marzo de 2018
Ana Yerro, directora general de Institución Futuro

Institución Futuro acaba de publicar un informe que analiza el reciente índice de innovación de las regiones europeas (RIS) mediante el estudio de 18 parámetros de innovación en 220 de ellas. Recordemos que la innovación, entendida como un cambio basado en el conocimiento que genera valor, y aplicada tanto al sector público como al privado, puede generar grandes beneficios para cualquier región.

Los últimos datos indican que Navarra avanzaba paralela a los resultados de la UE28 hasta el año 2011, cuando bajó ligeramente mientras la UE subía, para caer 15 puntos en 2012 y perder su calificación de región fuertemente innovadora. En el último RIS, basado en datos de 2014-2015, se ha invertido la tendencia, pero la diferencia continúa siendo de casi 15 puntos. Si la media de la UE fuera 100, los datos navarros nos sitúan en un 85,5. Navarra ocupa ahora el puesto 120 de las 220 regiones examinadas.

Si se revisan los diferentes parámetros componentes del índice, se deduce que todos los elementos relativos a la modernización de nuestras PYMES y a su innovación organizativa no mejoran. En el indicador de gasto en innovación excluyendo la I+D ocupamos el puesto 199 de 220. Y si este dato ha sido preocupante, lo es más en este momento en el que la globalización y el avance imparable y exponencial de las tecnologías amenazan la competitividad de toda empresa carente de agilidad, flexibilidad y apertura al mundo.

Las empresas deben invertir en I+D, pero dicha inversión no dará frutos sin la existencia de una organización capaz de cambiar, adaptarse y colaborar con otras empresas para llevar esa I+D al mercado. La innovación interna, en marketing o en organización, resulta tan importantes como la I+D. El mundo está lleno de proyectos de investigación que nunca llegaron al mercado porque las empresas no fueron capaces de lanzarlos en tiempo y forma.

Aunque algunos culpen al actual Gobierno de estos malos resultados, el bajo rendimiento en innovación de nuestra región es un problema de todos y no solo una materia que competa en exclusiva a la Administración. En este ámbito, su función consiste en crear un ecosistema o caldo de cultivo favorecedor de la innovación, en la que las empresas y los ciudadanos también deben contribuir de manera decisiva a avanzar en la misma dirección.

Cada uno de los ciudadanos deberíamos mantenernos al día, actualizarnos y seguir formándose a lo largo de toda la vida. La formación continua redunda, claro está, en un mejor trabajo en la empresa y, sobre todo, en la empleabilidad y promoción laboral. Además, como consumidores de bienes y servicios tenemos que empujar a la Administración para que sea un motor y ejemplo de transformación y, por nuestra parte, estar dispuestos a cambiar y probar nuevas cosas. Nosotros formamos las empresas: si no somos personas preparadas para el futuro y dispuestas a transformar, nuestras empresas no podrán ser innovadoras. Sin ciudadanos innovadores no habrá empresas innovadoras.

Aun así, la experiencia confirma que no solemos ser rigurosos haciendo planes a largo plazo y elevándonos un poco del día a día y de nuestro propio entorno para colaborar con otros y solucionar problemas complejos: la escasa natalidad, las pensiones del futuro, los cambios en las leyes educativas… Parece que necesitemos un golpe de efecto o vernos al borde del precipicio para movilizarnos.

Como demuestran numerosos estudios, el PIB y la riqueza de los países tienen una relación directa con la innovación: a más innovación, más PIB. Hoy estamos 15 puntos por debajo de la media europea cuando deberíamos hallarnos por encima de ella. A este propósito, téngase en cuenta que hay países en otros continentes que van por delante de la UE y que las demás regiones europeas están trabajando por incrementar su competitividad. ¿A qué aspiramos? ¿A ser la mano de obra barata de otras regiones más innovadoras? ¿No? Pues habrá que actuar cuanto antes.

Queremos saber tu opinión