Navarra requiere un mayor compromiso entre centros y empresas en I+D+i

Navarra requiere un mayor compromiso entre centros y empresas en I+D+i

Boletín 7 días, CEN, 15 de diciembre de 2006
Conclusiones del estudio "El sistema de I+D+i en Navarra"

El estudio fue presentado el pasado martes en la sede de la Cámara Navarra y ha sido realizado conjuntamente por Institución Futuro y la Cámara Navarra. Los resultados del informe fueron presentados por Fernando San Miguel, economista de la Institución Futuro. En el acto se contó con la presencia de Javier Taberna, presidente de la Cámara Navarra de Comercio e Industria, y de Javier Troyas, presidente de la Institución Futuro. Además de Fernando San Miguel, los otros autores de la investigación son María Ángeles Les, economista de la Cámara, y Cristina Berechet, economista de la Institución Futuro.

El trabajo pretende identificar las actuaciones y los conceptos que conforman el sistema de I + D + i en Navarra, conocer más en detalle la evolución del gasto de la Comunidad foral en esta materia, y analizar las políticas y los programas que se han implementado a nivel europeo y las que vienen desarrollándose en nuestra región, con el objetivo de evaluar tanto la capacidad de generar como la de utilizar innovaciones que se desarrollen bien en Navarra, bien a nivel internacional.

Una de las cuestiones centrales que se abordan en el estudio es que para valorar el desarrollo de la I+D+i en Navarra, se ha utilizado un conjunto de veintidós indicadores agrupados en cinco áreas: factores impulsores de la innovación; creación del conocimiento; innovación y espíritu emprendedor; impacto sobre el empleo, la actividad empresarial y valor añadido; y, por último, propiedad intelectual. Al analizar el conjunto de los indicadores y la posición relativa de Navarra con respecto a la media europea, destaca su bajo perfil en cuanto a la participación en formación continua, la intensidad de la innovación y las exportaciones de alta tecnología. De acuerdo con el estudio, la posición de Navarra es media con respecto a Europa en el nivel de educación de los jóvenes, el gasto público y empresarial en I+D, el porcentaje de empleados que tienen acceso a Internet y el número de pymes que introducen innovaciones no tecnológicas. La Comunidad Foral ocupa esta misma posición en cuanto al porcentaje de empresas cuya cifra de negocio se debe a productos nuevos para el mercado.

Por último, Navarra ocupa una posición destacada (alta con respecto a la media europea) en cuanto a la población con educación terciaria, el número de investigadores por mil ocupados, el porcentaje de empresas que reciben fondos públicos para la innovación, el porcentaje del gasto en I+D de las universidades que es financiado por las empresas, el porcentaje de empresas que lanzan productos nuevos (para la empresa) y el empleo en la industria de alta y media-alta tecnología.

Todo ello lleva a concluir que analizar la inversión en I+D+i en términos del PIB no aporta una imagen completa del sistema de I+D en Navarra, y que es necesario establecer un sistema de evaluación y seguimiento que permita medir el impacto de dicha inversión y ver cómo evolucionan los indicadores que la Unión Europea establece como significativos para la valoración de la situación de la I+D+i.

Características del sistema de I + D + i Además de los indicadores, es importante conocer las características del sistema de I+D+i de una región. La primera conclusión que se obtiene al analizar el caso de Navarra es que se trata en su conjunto de un sistema muy joven.

Hay que distinguir entre los centros tecnológicos, más próximos por su propia naturaleza al entramado industrial, y las Universidades. En el caso de Navarra, esto es así por dos motivos: por una parte, debido a la larga tradición histórica de algunos de ellos que han colaborado y surgido desde la iniciativa empresarial; y por otra, porque los nuevos centros creados más recientemente son centros sectoriales con mayor afinidad con las empresas de su sector y, por tanto, con mayor facilidad de comunicación e interacción.

La interrelación y cooperación entre las Universidades y las empresas está menos desarrollada. El motivo principal que puede explicar esta situación, que no es exclusiva de la Comunidad foral, es la diferencia que existe entre los incentivos y objetivos de empresas y Universidades. Las empresas suelen buscar resultados y soluciones a sus demandas a corto plazo que no siempre se ajustan a los intereses, los plazos o las necesidades de los equipos de investigación de la Universidad, habitualmente más interesados en colaborar en proyectos de investigación a largo plazo. Por último, un aspecto sobre el cual existe mucho camino por recorrer (tanto en el caso de los centros tecnológicos como de las Universidades) y que tiene mucho potencial de crecimiento es la creación e impulso de iniciativas empresariales. Tanto si se trata de joint ventures como de spin-offs, el conocimiento y desarrollo generados por las instituciones de investigación debería ser explotado para crear nuevas empresas o para desarrollar nuevos productos junto a empresas ya existentes.

Propuestas para el desarrollo de la I + D + i en Navarra Tomando como referencia las líneas estratégicas establecidas tanto en el VII Programa Marco como en el Programa de Innovación y Competitividad, a la vista de la situación de la investigación, el desarrollo y la innovación en Navarra, y tras analizar sus debilidades y sus fortalezas, las amenazas y las oportunidades que presenta, en el informe se proponen las siguientes líneas de actuación para que la Comunidad Foral consiga, además de los objetivos fijados en Lisboa (que la inversión en I+D+i represente un 3 por ciento del PIB), que se desarrollen todas las variables contempladas como relevantes para mejorar los resultados de dicha inversión.

En este sentido se sugieren las siguientes líneas de actuación:

1.- Diferenciar claramente la investigación y el desarrollo de la innovación, con el fin de impulsarlas de forma independiente y, al mismo tiempo, propiciar una mayor integración entre ambas.
2.- Mejorar la colaboración entre los centros tecnológicos y las universidades, y entre éstos y las empresas.
3.- Impulsar la investigación básica en actividades que le interesen desarrollar a Navarra.
4.- Promover la creación de empresas de base tecnológica desarrolladas tanto desde los centros tecnológicos como desde las universidades.
5.- Evaluar de forma continua el estado del sistema de I+D+i y su evolución.

Añade tu comentario

Queremos saber tu opinión