Institución Futuro
English
Email
Dónde estamos
Qué es Institución FuturoÁreas de investigaciónActividadesPublicacionesComunicaciónCentro de documentaciónBlog
ARCHIVO
BLOGS AMIGOS Más

BLOG DE INSTITUCIÓN FUTURO:
INTELIGENCIA COLECTIVA Y ECONOMÍA DE NAVARRA

Miércoles, 22/04/2009 Inteligencia colectiva

Cómo comunicar mejor un mensaje político a través de la imagen de los gobernantes

,

Post de Patrycia Centeno, periodista especializada en comunicación política y moda.


Instalados en un siglo XXI en el que la imagen lo gobierna todo, huelga decir que la mayoría de mandatarios nacionales e internacionales contemporáneos han obviado la importancia del mensaje no verbal que sus antepasados tan bien conocían. Abrumados por una crisis, no sólo económica –que también- sino, de ideas y mensaje, nuestros políticos han optado por dominar al “cómo se dice” –frente a un inexistente “qué se dice”- simplemente con retratos fotográficos que atestigüen cada una de sus supuestas proezas. Pero la poderosa arma de la imagen dentro de la comunicación política, igual que en el resto de áreas, es mucho más complicada.

Hace tan sólo dos semanas, la imagen del presidente del gobierno español –y ahora, también ministro de deportes- reunido por primera vez con su homólogo americano, Barack Obama, no obtuvo el resultado que José Luís Rodríguez Zapatero pretendía transmitir. Pese a contar con la acción –es decir, el deseado encuentro de España con el líder de masas estadounidense-, a nuestro representante  le superó la situación. Impresionado como un entrañable niño cuando consigue acercarse a su ídolo futbolístico, Zapatero delató su entusiasmo, inseguridad y nerviosismo a través de las miradas que le dedicó al americano, de la exagerada acentuación de asentimientos mientras escuchaba el discurso de Obama –cuando todos sabemos que el español no domina el idioma de Shakespeare- e incluso, también, de su estilismo.

Nuestro presidente escogió para la ocasión un traje de confección –desde 2004 que a Zapatero no se le ve por el sastre- compuesto por una chaqueta con unas arrugas incomprensibles:

a) el socialista ha engorado,

b) el socialista guardó la cartera, el móvil y los papeles de su discurso en el bolsillo interior de la americana.


En definitiva, una estampa descuidada (http://www.ahitevisto.com/PoliticaModa/PM2009_034.html) que, junto al impecable Obama –experto en el código de la indumentaria-, aún resultaba más desangelada e impropia para representar a un país.

Zapatero y Obama

La imagen pública de una persona que se dedique a la vida política debe transmitir seguridad, seriedad y proximidad –que no accesibilidad ya que entonces perdería credibilidad. Pero para lograr esta buena imagen son muchos los factores que se deben tener en cuenta. La cultura de cada país –las tendencias de cada área geográfica-, la situación –no es lo mismo una comparecencia oficial que un encuentro con simpatizantes-  o las cualidades del líder en cuestión –joven, mayor, alto, bajo…- conformarán el material con el que un asesor construirá al personaje público que cumpla la difícil misión política de agradar a todo el mundo –cuantos más votantes, mejor. 

Ahora que en cuestión de realities parece estar todo inventado, vendo mi propuesta televisiva al mejor postor, es decir, a cualquier productor ávido por encontrar a la gallina de los huevos de oro. Versionando a Tengo una pregunta para usted, Tengo un estilista para usted encajaría perfectamente en la parrilla de programación televisiva y además, cumpliría con las tres funciones de un medio de comunicación: informar, educar y entretener.

Por ello, en un país actualmente analfabeto en el arte de las estrategias comunicativas, un estilista y asesor de imagen que educara a los líderes políticos con las normas básicas de un vestuario adecuado sería una gran inversión. La diversión con el nuevo formato televisivo, sin duda, estaría asegurada. Pues, imagínense al líder de la oposición, Mariano Rajoy, duramente reprendido por el descuido de sus tomates en los calcetines o a la vicepresidenta primera, Maria Teresa Fernández de la Vega, tomando notas sobre cómo el abuso de color en la ropa le resta importancia a su mensaje.

Los tomates de Rajoy

(Foto: El Mundo)

Post de Patrycia Centeno, periodista especializada en comunicación política y moda. Puede leer más información de la autora en su página web www.politicaymoda.com      

COMENTARIOS

AÑADE TU COMENTARIO

Procure que sus comentarios sean respetuosos, relevantes y relacionados con el artículo. Consulte las normas de uso de este weblog.

Los campos marcados con * son obligatorios

Imagen: Cambiar imagen
*Repita Imagen:
*Nombre:
*Correo electrónico:
*Comentarios:
 
Aviso legal y política de privacidad | Copyright: Institución Futuro
C/ Pérez Goyena, 30 (Edificio Foro Europeo)
31620 Huarte (Navarra) España
T. 948337900 F. 948337904 | Desarrollo ANET