Toma de posición | Plan Industrial de Navarra 2020

Toma de posición | Plan Industrial de Navarra 2020

TOMA DE POSICIÓN 001 | INSTITUCIÓN FUTURO
Presentada el 24 de mayo de 2017

En su afán por diseñar y promover un mejor futuro para la sociedad navarra a través del desarrollo de sus empresas e instituciones, desde Institución Futuro creemos conveniente analizar y valorar los planes y programas que elabora el Gobierno de Navarra.

El 27 de marzo de 2017 el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, presentó el borrador del Plan Industrial de Navarra 2020 (disponible en la siguiente página web: https://goo.gl/rrsSjF).

En primer lugar, hay que reconocer y aplaudir la calidad del documento y el trabajo de todos los que han participado en su elaboración (contando con la asistencia técnica de la Asociación de la Industria Navarra). Una nueva demostración de las ventajas que conlleva la colaboración público-privada.

En coherencia con la Estrategia de Especialización Inteligente (S3) del Gobierno de Navarra, se reconoce que la industria es el sector estratégico por antonomasia de Navarra. Su desarrollo es imprescindible para alcanzar los objetivos de prosperidad económica y social a los que deben aspirar los ciudadanos navarros.

El borrador del Plan parte de un buen diagnostico de la situación de la industria navarra y de un excelente análisis DAFO de cada uno de sus principales sectores productivos.

Sin embargo, se echa en falta una explicación sobre los actuales datos de la industria en Navarra. Siendo cierto que el sector industrial tiene un peso muy significativo en la Comunidad Foral –mayor que países como Alemania-, merecería la pena ahondar en si dicha industria está lo suficientemente sofisticada, si es capaz de absorber y dar trabajo a los jóvenes, etc.

Entrando al análisis del Plan propiamente dicho, los objetivos de crecimiento que se plantean para el año 2020 parecen difíciles de alcanzar si se valoran adecuadamente los retos que la industria debe superar a corto plazo.



En Institución Futuro pensamos que sería todo un logro mantener a medio plazo el peso del sector industrial en el PIB de Navarra, que ya es extraordinariamente elevado en términos españoles y europeos. Resulta poco creíble plantear metas más ambiciosas en el contexto competitivo que se anticipa.

En la tabla de indicadores que incluye el Plan no figuran los datos de Navarra a día de hoy, y sería interesante conocerlos para saber de dónde partimos.

Asimismo, resultaría conveniente que el Plan indicara la fuente de todos y cada uno de los indicadores y cómo se van a realizar las mediciones de algunos de ellos. De no incluirse algunas operaciones en el Instituto de Estadística, va a ser difícil que el Gobierno de Navarra pueda contabilizar con garantías algunos indicadores, como por ejemplo el número de industrias con itinerarios 4.0.

Algunos de los indicadores resultan cuestionables a la hora de medir el éxito del Plan. ¿Por qué el hecho de que haya más empresas participadas por sociedades públicas implica que éstas estén más industrializadas? De igual forma se echa en falta, si se quiere potenciar el sector industrial sofisticado, el fomento de la atracción de jóvenes o la incorporación de mujeres a sectores tecnológicos.

El Plan se desarrolla a través de 5 Ejes (Desarrollo, Fortalecimiento, Industria 4.0 y Transformación, Cooperación y Contexto), 18 Líneas de trabajo y 64 Acciones. Estas últimas se detallan en cuanto a sus objetivos, actividades a desarrollar, responsables y fechas.

 



Nos parece que las acciones propuestas tienen desigual impacto en los fines que se pretenden. Sería conveniente priorizarlas, atendiendo a su novedad y/o a su relevancia.

En esta línea de pensamiento, a Institución Futuro le parecen prioritarias:

• Todas las acciones relacionadas con el crecimiento empresarial, que es el cuello de botella más importante para la mejora de competitividad de las empresas.

• Todo lo relacionado con la formación de las personas, el recurso clave para superar los retos de todo tipo que nos deparará el futuro.

• Todo lo relacionado con la industria 4.0, porque es el reto más novedoso al que nos enfrentamos, y las pymes no están sensibilizadas ni saben cómo afrontarlo.

• Todas la acciones relacionadas con el Contexto, puesto que deberían ser la principal contribución del Gobierno a la creación de un entorno competitivo que permita prosperar a las empresas. A este respecto, se echan en falta medidas concretas en el área de fiscalidad.

Una debilidad importante del Plan es la inexistencia de una definición de los recursos económicos necesarios para llevarlo a cabo. Si el Plan carece de presupuesto, su viabilidad será muy cuestionable. Al describir algunas de las acciones se menciona la intención de aumentar la dotación presupuestaria, pero sin concretar. Como mínimo se debería pormenorizar la inversión prevista en el desarrollo de cada una de las 18 Líneas de trabajo, así como su evolución en el tiempo.

Finalmente, un comentario en cuanto a la Gobernanza del Plan. En líneas generales, cualquier Plan elaborado por el Gobierno, sea de industria o de cualquier otro tipo, no resulta creíble si no implica a todo el Gobierno. Además, con independencia de que el proyecto haya sido impulsado y liderado por la Dirección General de Política Económica, Empresarial y Trabajo, perteneciente a la Vicepresidencia de Desarrollo Económico de Navarra, se echa en falta una figura que coordine a todos los actores implicados.

Además, es correcto que de manera anual se publique un informe con los resultados obtenidos, pero no parece suficiente que el grupo de trabajo interdepartamental solo se reúna una vez al año, dado el número de acciones a desarrollar y la necesaria coordinación interdepartamental que va a conllevar.

Add comment

We want to know your opinion

Become a member

Password: