Conferencia con Carlos Ocaña, Secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos

Conferencia con Carlos Ocaña, Secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos

Martes, 21 de septiembre de 2010, 19 hs, sede de la Confederación de Empresarisos de Navarra (Pamplona)
Los retos de la política económica en España

Carlos Ocaña, Doctor de Economía y Secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, destacó que para conseguir salir de la crisis el Gobierno está combinando la austeridad en el gasto público con reformas estructurales. Descartó futuras subidas de impuestos y defendió una reforma de las pensiones que implicaría un aumento en la edad de jubilación.

 

Así lo expuso el martes, 21 de septiembre en Pamplona en la duodécima conferencia del ciclo “Respuestas ante la crisis”, organizado por Institución Futuro (www.ifuturo.org) con la colaboración de Diario de Navarra, Onda Cero, Canal 6 y la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN). El ponente fue presentado por Javier Troyas y Emilio Huerta, presidente y jefe de investigación respectivamente de Institución Futuro, y contó con casi un centenar de asistentes, entre los que encontraban el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Álvaro Miranda, la consejera de Obras Públicas, Laura Alba, y la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, además de numerosos empresarios y miembros de la Administración.

El Secretario de Estado repasó la situación económica actual y planteó los retos a los que se enfrenta. Alabó la gestión del Gobierno en la crisis, con medidas enfocadas a recortar el gasto público –“nos hemos apretado el cinturón”- y reformas estructurales para aumentar la competitividad de la economía. Sobre la reducción del déficit, indicó que el techo de gasto en los Presupuestos Generales de 2011 se ha reducido casi un 8% respecto a los de 2010, e instó a las Comunidades Autónomas a recortar en lo que no son servicios básicos.

El ponente subrayó la gran importancia del sector exterior para que nuestra economía se recupere. Y para que esto suceda, incidió en la importancia que juega la competitividad. Reconoció que la evolución de los costes de las empresas ha sido desfavorable, pero al mismo tiempo destacó que las empresas no han perdido cuota de mercado. “Si queremos ayudar a la recuperación, hay que ayudar a las empresas”, por eso el Gobierno está realizando reformas, para poner a nuestra economía y nuestras empresas en una situación favorable para competir. En este sentido, descartó la aparición de un sector “milagro”, como lo ha sido durante mucho tiempo el de la construcción. 

Un tema importante de su exposición fue el de los impuestos. De acuerdo con Carlos Ocaña, “las decisiones cuantitativas más importantes ya se han tomado. Se hará algún ajuste, pero serán cambios mínimos”. Defendió la política del Gobierno apelando a que la recuperación de los ingresos del Estado se hará en la medida en que la actividad económica se vaya recuperando, y no bajando impuestos: “es una quimera que al bajar impuestos vaya a subir la recaudación”.

A este respecto, desgranó las principales reformas a las que el Gobierno se enfrenta. La laboral, ya aprobada, “va enfocada a que el mercado de trabajo sea eficaz, para reducir la brecha entre contratación temporal e indefinida y dinamizar así el mercado”, al mismo tiempo que se respetan los derechos adquiridos por los trabajadores. Otra reforma clave, aunque aún sin aprobar, es la de las pensiones. “El sistema es insostenible en el corto plazo”, por lo que abogó por alargar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años. Sobre la reforma financiera, opinó que en España estamos “muy adelantados”, entre otras cosas por la reforma de la ley de cajas de ahorros, que ha reforzado el marco jurídico para darle estabilidad y darle más transparencia a los órganos de gestión de las cajas e introducir posibilidad de que las cajas se financien mejor. Preguntado por el tema de la sanidad, admitió que el copago sería una de las formas más sencillas de reducir el déficit.

Como conclusión, el Secretario de Estado recalcó que el Gobierno tiene la estrategia de salida de la crisis muy definida, “sabemos lo que tenemos que hacer y se han dado pasos firmes para reconducir la situación”. Ahora bien, reconoció que la consolidación fiscal todavía tiene un horizonte de tres años, hasta 2013, donde el Gobierno tendrá que hacer un ejercicio de austeridad sin precedentes.

Add comment

Become a member

Password: