Derechos sociales: un gran esfuerzo presupuestario lastrado por un diseño ineficiente

Derechos sociales: un gran esfuerzo presupuestario lastrado por un diseño ineficiente

Marzo 2019
Análisis de los Presupuestos Generales de Navarra 2016-2018

El think tank Institución Futuro presenta el cuarto informe de una serie de estudios que comparan los Presupuestos Generales de Navarra del trienio 2016-2018 con el último año de legislatura del anterior gobierno, el de 2015. En esta entrega, el think tank analiza el gasto presupuestado del Departamento de Derechos Sociales, departamento que, tras Sanidad, más recursos adicionales ha recibido en el trienio 2016-20108, con 221 millones de euros. Esta cifra supone el 21,3% de los 1.037 nuevos recursos con los que ha contado el cuatripartito.

Sin embargo, la disponibilidad de más recursos no ha permitido avanzar todo lo deseable en esta área. Así, el índice de 2017 DEC de Desarrollo de los Servicios Sociales, publicado anualmente por la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales, confirma que Navarra ha empeorado de manera notable en el apartado de cobertura de servicios. Es más, el informe sitúa a Navarra en el grupo de CCAA aquejadas de ineficiencias, animando a que se analicen las circunstancias por las que se “ha pasado de ser una de las comunidades más eficientes en la gestión de sus servicios sociales a mostrar signos de ineficiencia”.

Además, se ha producido cierto retroceso en la tasa de pobreza AROPE, que ha pasado del 13% en 2015 al 13,5% en 2017, aunque se ha reducido la tasa de carencia material severa.

Otro indicador que ha sufrido un deterioro desde 2015 es el del número de personas en hogares de baja intensidad de trabajo (hogares en los que las personas mayores de 18 años han trabajado menos del 20% de su potencial de trabajo en el último año). Esta cifra ha pasado de 34.008 en 2015 a 39.214 en 2017. Al mismo tiempo, la inversión en políticas potenciadoras de la empleabilidad y del acceso al trabajo ha caído en relación a los fondos dedicados a la Renta Garantizada. Así, en 2015 se dedicaban 92,28 euros a mejorar la intermediación para la búsqueda de empleo por cada 100 euros que se destinaban a la Renta Garantizada o equivalente, mientras que en 2017 esa proporción bajó a 51,75 euros.

De los 221 millones de euros de nuevos recursos disponibles, 128 han ido destinados a la Renta Garantizada, diseñada principalmente como un modelo asistencial que aspira a paliar los problemas de desigualdad y pobreza de la economía navarra. Cabe destacar que ya 2015 Navarra no solo era una de las regiones más ricas en términos de renta per cápita, sino también la menos desigual según el índice de Gini.

Este análisis de Institución Futuro sobre lo presupuestado en el departamento de derechos sociales del Gobierno de Navarra permite concluir que:

1. La dinámica actual de cuatripartito en lo que al área de derechos sociales se refiere puede criticarse desde una doble perspectiva: por un lado, porque el incremento de recursos no se ha visto correspondido ni con una buena cobertura ni con con una extensión efectiva de prestaciones y servicios, Y, por otra, por el coste de oportunidad de este gasto, que no se ha destinado a otras finalidades, sobre todo en las referentes a la empleabilidad de las personas.

2. Sería necesario lograr un mejor mix de estos dos enfoques, teniendo en cuenta que los recursos destinados a la Renta Garantizada tienden a resolver un problema a corto plazo, pero lo hacen limitando los recursos disponibles para políticas de equidad de mayor recorrido temporal.

3. Institución Futuro suscribe la afirmación de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales de que “gastar más no es necesariamente hacerlo mejor”. Asimismo, el think tank reafirma la idea de que la mejor política social es la que genera puestos de trabajo.

Queremos saber tu opinión

Password: